Lo que debes saber sobre la rifa del Avión Presidencial.

La polémica rifa del avión presidencial, o más bien del valor de la aeronave, se realizará el próximo 15 de septiembre de 2020 en la sede de la Lotería Nacional (Lotenal) de la Ciudad de México a las 20:00 horas. 

El avión “José María Morelos y Pavón”, un Boeing 787-8 de la serie Dreamliner, que de acuerdo con avalúos, tiene un precio de venta de 130 millones de dólares, fue adquirido en noviembre de 2012 durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, y entregado en febrero de 2016, cuando ya estaba al frente de la administración federal Enrique Peña Nieto. 

Contrario a lo que se pretendió en un comienzo, este vehículo aéreo no será entregado, si no que se darán 100 premios de 20 millones de pesos cada uno.

Según el gobierno federal participar es accesible para todos los ciudadanos, por lo que aquí te presentamos lo que debes saber sobre esta nueva acción del presidente Andrés Manuel López Obrador antes de adquirir tu ‘cachito’.

  • Se emitirán seis millones de boletos.
  • Hasta ahora, según López Obrador los empresarios se comprometieron con la adquisición de tres millones, equivalente a mil 500 millones de pesos.
  • El costo de cada billete de lotería será de 500 pesos y la venta comenzará el próximo 1 de marzo.
  • Los ‘cachitos’ se podrán adquirir en 84 organismos de venta foráneos, 50 expendios locales e incluso se plantea la venta electrónica.
  • Los números irán del 0000000 hasta el 5999999.
  • Para la rifa se utilizarán siete esferas correspondientes con la designación de unidades hasta la unidad del millón, todas éstas contendrán 10 “bolitas” del 0 al 9, excepto las correspondientes a la unidad del millón, que serán del 0 al 5.
  • Los llamados “niños gritones” de la Lotenal darán vuelta a las esferas y cantarán el número que corresponda a la que sea extraída, finalmente cantarán el número ganador.
  • López Obrador declaró que los premios serán libres de impuestos, razón por la que su administración ya se encuentra realizando gestiones.
  • En caso de resultar ganador, deberás asistir a la Ciudad de México para recoger el premio.
  • Se prevé que la recaudación sea de tres mil millones de pesos.
  • De acuerdo con el gobierno, con el dinero recabado se comprará equipo médico y 400 millones de pesos se utilizarán para el mantenimiento del avión y 2 mil millones se entregarán en premios.
  • Sin embargo, el avión continuará ofertándose por un año, tiempo en el que será resguardado por la Fuerza Aérea, sin embargo, el destino de la aeronave de no encontrar comprador luego de ese plazo, aún es incierto, toda vez que aún no se explica este escenario.

AMLO reconoce labor de CdMx en caso Fátima.

El Presidente destacó que todos los gobernadores colaboran para garantizar la seguridad en el país, pero afirmó que “hay quienes ayudan más”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció la labor de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, en el caso de Fátima, pues aseguró que “se actuó pronto y se detuvo a los responsables de este crimen”. Además, reiteró que la funcionaria se reúne todas las mañanas con el gabinete de seguridad e informa sobre las acciones de la capital del país. “No es porque esté presente, la jefa de Gobierno nos ayuda mucho. Claudia todos los días tiene una reunión con su gabinete de seguridad desde muy temprano y todos los lunes a las seis de la mañana nos acompaña en la reunión de seguridad e informa de lo que se está haciendo en la Ciudad de México y se actúa”, comentó. 

En conferencia matutina, destacó que todos los gobernadores contribuyen para garantizar la seguridad en el país; sin embargo, aclaró que hay quienes apoyan más que otros. “Todos están ayudando la verdad, los gobierno estatales, todos contribuyen, no se puede decir que haya un gobernador que no apoye para garantizar la paz. Hay quienes se aplican más que otros, eso sí, ayudan, pero hay quienes ayudan más”, dijo.  López Obrador afirmó que el caso de Fátima, la niña que fue asesinada en la alcaldía Tláhuac, fue un hecho lamentable que “dolió mucho”. 

AMLO rechaza pena de muerte en México.

El Presidente rechazó la propuesta del PVEM de aplicar este castigo a responsables de violación, feminicidio y homicidio doloso.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la pena de muerte no es la solución ni una opción alternativa en México y reiteró que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia.  “Yo no creo en la pena de muerte y no creo, además, que esa sea una opción una alternativa”, dijo en conferencia matutina.  Además, rechazó la propuesta de los diputados del Partido Verde y algunos de Morena de aplicar esta pena en el país porque aseguró que “el ser humano es bueno por naturaleza”.

“Son las circunstancias las que llevan a algunos a tomar el camino de las conductas antisociales; los mexicanos somos buenos, no nacemos malos y lo tengo probado. Recientemente, de las pocas investigaciones que hay, fueron unas entrevistas a sicarios. No considero que sea una solución lo de la pena de muerte”, puntualizó. Ayer, la fracción del Verde Ecologista en la Cámara de Diputados y cinco legisladores de Morena presentaron una iniciativa de reformas constitucionales para eliminar la prohibición de la pena de muerte e imponer ese castigo a los responsables de violación, feminicidio y homicidio doloso. De acuerdo con la propuesta, la pena procedería contra violadores que asesinen a su víctima y feminicidas cuya víctima sea menor de edad.

Castigo para quien filtró imágenes del feminicidio de Ingrid Escamilla: AMLO

El presidente calificó a este delito como algo inaceptable y aborrecible.

“Yo por convicciones y principios estoy en contra del feminicidio. Es inaceptable, aborrecible”, dijo este jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario federal afirmó que casos como el de Ingrid Escamilla son situaciones que no se pueden permitir y que desde el gobierno se deben enfrentar con todos los medios, fuerza y formas para evitarlos y que se castiguen de manera severa. 

Mi planteamiento es que no se hagan modificaciones para reducir penas, ni cambiar tipos causales. Fue mi planteamiento cuando se procuró hacer una reforma… que no estaba pensando, lo aclaró el fiscal, para tolerar el feminicidio, para enfrentarlo con más decisión y rigor. Pero como se malinterpretó, mi opinión fue ‘no nos metamos en eso, que se castigue, hay que pronunciarse para evitar el feminicidio’”, comentó durante la conferencia matutina.

Aseguró que las personas de su gabinete encargadas de estos temas darán explicación de lo que se está haciendo al respecto de este delito.

Sobre la filtración de imágenes, López Obrador manifestó que si se cometió un error o fue más que un error, “se tiene que castigar”.

“Ya no hay impunidad para nadie no es de que este es mi amigo compañero, es el hijo de quien viene luchando con nosotros, es nuestro conocido, es gente allegada, es de nuestro partido, no, eso ya se acabó sea quien sea”, expuso.

Sostuvo que lo que procede, es hacer una denuncia para que el que hizo eso, si fue servidor público, sea castigado, y aseveró que si esta acusación ya se presentó, “hay que exigir que se lleve a cabo la consignación”.

Trump persiste en su interferencia al sistema judicial de Estados Unidos.

El presidente ataca ahora a la presidenta del jurado que condenó a su amigo y exasesor Roger Stone por el caso de la interferencia rusa en las elecciones de 2016.

Una semana después de salir absuelto en el Senado en el impeachment, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, redobla su ofensiva para interferir en el sistema judicial. El mandatario criticó abiertamente la pena de cárcel pedida por la Fiscalía para su amigo y exasesor Roger Stone, declarado culpable por mentir en la investigación de la trama rusa. El ataque presidencial contra la independencia judicial llevó el martes a dimitir a cuatro fiscales. Además, Trump ha criticado este jueves también al jurado del caso. La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, le acusó de nuevo de “abuso de poder”.

Desde el caso Watergate, que acabó con el expresidente Richard Nixon, la Casa Blanca se ha cuidado mucho de cualquier injerencia política en el Departamento de Justicia. Trump, crecido tras la absolución en el juicio político por abuso de poder y obstrucción en el escándalo de Ucrania, ha embestido en los últimos días contra los protagonistas del juicio contra su amigo y exasesor político Roger Stone.

Tras retar de forma abierta a la juez y los fiscales del caso contra Roger Stone, amigo íntimo del mandatario y declarado culpable de obstruir y mentir en la investigación del Congreso sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016, el presidente de Estados Unidos criticó este jueves a una miembro del jurado que condenó al exasesor del mandatario.

Trump sugirió que la presidenta del jurado que culpó a Stone tenía “un sesgo tendencioso” en su contra. Recurriendo a su narrativa amenazante en Twitter, el mandatario escribió: “Eso se añade a todo lo anterior, y esto no pinta bien para el departamento de ‘Justicia”. Trump se encargó de poner unas comillas como menosprecio y duda hacia esa palabra.

El comentario de Trump llegaba después de que la presidenta del jurado de Stone hiciera pública su identidad. Tomeka Hart escribía en su página de Facebook que no podía mantenerse en silencio por más tiempo al ver cómo el Departamento de Justicia se esforzaba en lograr una condena menos severa para Stone que los entre siete y nueve años recomendados por los fiscales. Al hilo del caso concreto de intromisión en el proceso de Roger Stone, otros fiscales de la nación se han mostrado preocupados y temen si lo sucedido esta semana se convertirá en norma.

Lo sucedido ha ocurrido después de anunciarse que la Fiscalía pedía entre siete y nueve años de prisión para Stone, el presidente desató, en la madrugada del martes, toda su furia contra la judicatura a través de Twitter, asegurando que la condena sugerida era “una situación horrible”. “Los verdaderos crímenes estuvieron al otro lado. No se puede permitir este fallo judicial”, escribió Trump en un tuit que contenía un enlace a la noticia sobre la pena.

El nuevo escándalo ocurrió cuando tras las críticas presidenciales, el Departamento de Justicia, al frente del cual se encuentra William Barr, anunció su reconsideración de la pena para rebajarla. Aaron Zelinsky, Jonathan Kravis, Adam Jed y Michael Marando comunicaron su abandono del proceso y uno de ellos informó de su retirada de la judicatura. Trump criticaba también a la juez del caso, Amy Berman Jackson, que debe dictar sentencia contra Stone el próximo 20 de febrero.

Sin embargo, entre tanto reproche, Trump elogiaba el miércoles una intervención, la del fiscal general para obtener una sentencia menor para su amigo y exasesor. “Felicitaciones al fiscal general William Barr por hacerse cargo de un caso que estaba totalmente fuera de control”, escribió Trump, de nuevo en Twitter. La decisión del Departamento de Justicia despertó nuevas acusaciones de abuso de poder contra Trump, una semana después de que el Senado lo absolviera en un juicio político derivado del escándalo ucraniano.

El presidente de EE UU negó haber interferido en la revocación de la recomendación del fallo y mantenía su inocencia asegurando que los tuits que escribió no equivalían a ninguna interferencia política a la vez que insistía en calificar la sanción contra Stone de “vergüenza para nuestro país”. “Deberían de volver a la escuela y aprender”, dijo en referencia a los fiscales.

Ahora, y tras un año negándose a comparecer, el fiscal general Barr testificará el 31 de marzo ante el Congreso, en medio de las acusaciones de que ha inclinado la balanza del Departamento de Justicia para ayudar políticamente al presidente Trump.

La respuesta a la redoblada interferencia en el sistema judicial por parte de Trump propició una rotunda declaración de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, la mujer que condujo al presidente al impeachment. Para Pelosi, el país se encuentra ante un nuevo “abuso de poder” por parte del mandatario que debe de ser investigado por el Congreso.

“El presidente está otra vez intentando manipular la ejecución de la ley para servir a sus intereses políticos”, dijo Pelosi. “El presidente es lo que es, cree que está por encima de la ley y no tiene ningún respeto por ella”, declaró la demócrata. A continuación, la tercera autoridad de la nación concluía cuestionándose: “¿Dónde están los republicanos que digan en voz alta que esto es una descarada violación del estado de derecho?”.