Una pelea de ratones en el metro de Londres, la mejor foto de naturaleza del año.

La imagen de una pelea entre dos ratones en el subte de Londres fue elegida por el público como la mejor fotografía del año en el marco de los premios Wildlife Photographer of the Year, organizados por el Museo de Historia Natural del Reino Unido.

Pelea en la estación“, captada por el joven Sam Rowley, obtuvo 28.000 votos en la categoría “lo mejor del resto” de la LUMIX People’s Choice, donde compiten las imágenes que no se hicieron con los premios profesionales del concurso, uno de los galardones internacionales más importantes de fotografía natural.

Para lograr esta imagen que parece de animación, Rowley pasó varias noches tirado boca abajo sobre los andenes de la línea central hasta que logró inmortalizar el momento en el que los pequeños roedores, habituales del subterráneo londinense, comenzaron su pelea por una miga de pan.

“Pasé cinco días tumbado en el andén así que era probable que ocurriera en algún momento”, explicó el fotógrafo londinense, que trabaja para la BBC como investigador en la unidad de filmación de historia natural.

“Estos ratones de metro, por ejemplo, nacen y pasan su vida entera sin ver la luz del sol o sentir una brizna de hierba. A cierto nivel, es una situación desesperada -correr entre pasajeros sombríos durante unos pocos meses, quizá por un año o dos, y después morir. Y como hay tantos ratones y tan pocos recursos, tienen que luchar por algo irrelevante como una migaja”, añadió, según consignó la agencia de noticias EFE.

Los dos roedores merodeaban por las plataformas en busca de comida cuando se encontraron con el mismo pedazo de pan, lo que desencadenó una pelea antes de seguir sus caminos por separado.

El director del museo, Michael Dixon, aseguró que la imagen de Sam Rowley ofrece un vistazo “fascinante” sobre cómo “la vida salvaje funciona en un entorno dominado por los humanos”.

Cuatro imágenes más se alzaron como finalistas en esta misma categoría. Entre ellas, la de un orangután al que explotan en espectáculos del fotógrafo Aaron Gekoski’, o la de un jaguar que acaba de capturar a una anaconda de Michel Zoghzhogi’s.

Asimismo, llegaron a finalistas un retrato de la conexión entre un cuidador keniano de rinocerontes y los animales, de Martin Buzora, y la composición del español Francis De Andres sobre la vida salvaje en el ártico.

Los premios Wildlife Photographer of the Year, que reconoce a fotógrafos de naturaleza profesionales y principiantes, celebrarán este año su 56 edición, cuyo ganadores se darán a conocer el próximo octubre.