Grecia Solorio y los sueños de la dibujante

Conocer a Grecia Solorio es conocer a una chica de quince años que, como muchas, desean que el mundo se rinda a sus pies, aunque sabe que no es sencillo.

Grecia sonríe ante la vida mientras sus ojos ven al futuro. Ella ama México, los M&Ms, y los colores que infunden de vida a todo un universo que capta su propia visión de él.

Cité a esta pintora de sonrisa amable y sincera el sábado pasado, que acudió acompañada de su padre (un médico de profesión), en un restaurante en la ciudad fronteriza de Nogales, Arizona, en Estados Unidos. Nerviosa, con la emoción en su mirada tan juvenil y sencilla, me permitió entrevistarla para Elinformante.net

Miguel Angel (M.A.): Grecia, ¿cómo te encuentras?

Grecia Solorio (G.S.): Me encuentro muy bien, ¿y usted?

M.A.: Yo, muy bien, Grecia. Gracias. Te conocí mediante Facebook, compartiendo las imágenes de dibujos que tú haces. Puesto que la pintura es la expresión artística que escogiste, ¿por qué fue así?

Grecia Solorio, artista nogalense. Cortesía.

G.S.: Primero empecé con dibujo, pero el dibujo no lo elegí, el dibujo me eligió a mi. Desde chica sentí una inclinación hacia el dibujar… agarrar un lápiz y dibujar un retrato, dibujar a alguien; dibujar algo que me haga sentir nostálgica (que me recuerde algo bonito), y hacer que a otras personas les guste también, y digan “¡ay, que bonito dibujo!” Así qué, una vez que empecé con el dibujo, empecé a meterme a otros medios para poder disfrutar el arte completamente. Quizá el arte me eligió a mi.

M.A.: Me imagino, has estado en escuelas para perfeccionar tu habilidad.

G.S.: La verdad qué, no. Yo no he tomado clases de arte formal. La última vez que tomé una clase de arte fue a los diez años. Duré como un mes aprendiendo cómo pintar en óleo. Pero así como para enseñarme las técnicas que he aprendido y todo la verdad es que me las he enseñado yo misma. Cada que me he inculcado algo de dibujo aprendo más, como que mi propio cuerpo me guía a hacer las cosas diferentes: saber donde arreglarle a las cosas, y yo sola me voy enseñando lo que sé. Nunca he tenido un maestro fijo que me enseñe como hacer las cosas. Lo he hecho yo misma.

M.A.: ¿Hay alguna técnica que te agrade más que cualquier otra?

G.S.: El dibujo, así con lápiz y papel. Un lápiz y papel es lo más bonito que pueda tener.

M.A.: Los artistas o pintores que hayas llegado a ver, ya sea en internet, en la escuela o en películas, ¿cuáles son los que tu dirías “¡WOW! ¡Este artista es el que me encanta! ¡el que más me encanta de todos!”

G. S.: De hecho, serían unos nogalenses que conocí hace como dos años que pintan grafitti, como Tony Platt, Priscilla Neftys y su esposo. La verdad que pintan murales muy bonitos con grafitti; la verdad, yo no me especializo en grafitti. Ellos me quisieron enseñar unas veces, pero nunca pude agarrarle bien la onda, pero ellos son artistas que tienen una buena idea de darle mucho color a Nogales, y me gusta mucho eso.

Ilustración cortesía de Grecia Solorio

M.A.: ¿Qué es lo que más te gusta pintar de todo?

G.S.: Las caras. Me gusta hacer mucho retratos, especialmente a las mujeres. Me gusta mucho captar su belleza en un dibujo, o sus emociones con los ojos. Me gusta mucho dibujar ojos porque el ojo es la ventana del alma.

M.A.: Tu papá aquí presente, ¿te apoya? ¿Pinta también de casualidad?

G.S.: De hecho, mi papá no. Se considera como mi manager: es el que me consigue mis exposiciones y todo. El y mi mamá son mis fans número uno. Mi mamá, de hecho, tiene el don del dibujo también. Nunca escogió una carrera en el dibujo, no es artista ella. Pero sí tuvo el don de poder dibujar. sí que yo digo que, lo que no se pudo con ella, lo estoy haciendo yo.

M.A.: Cuando nosotros nos dedicamos a algún tipo de arte, queremos llegar a un punto muy alto. Tenemos un sueño, algo que queremos alcanzar. En tu caso, ¿cual es el sueño que quieres alcanzar?

G.S.: Mi sueño es recibirme con un diploma de artes visuales de la UNAM, de la Facultad de artes y diseño, y poder exponer mi arte por todo el mundo, y volverme una artista famosa mexicana. Exponer en muchas partes de México y alrededor del mundo, pero siempre he querido que la gente mexicana diga: “Ese es un Solorio, y viene de aquí“.

Grecia es una artista en potencia, autodidacta. Sabe que sus 15 años es una etapa de vida donde ve al mundo de manera serena, pero con toda la emoción que su amable sonrisa y mirada esperanzadora ha emprendido un sueño que ha concebido como una fuerza imparable.

Conoce más acerca de su trabajo en esta galería y comenta esta nota.