Gobierno participa en foro sobre la resiliencia de las ciudades

Jalisco. – “Fortaleciendo la resiliencia de las ciudades mediante la lucha contra la desigualdad urbana” fue el tema del foro virtual organizado por WRI México, donde participó la coordinadora General Estratégica de Gestión del Territorio del Gobierno de Jalisco, Patricia Martínez Barba. En el panel se abordaron los desafíos que presentan las ciudades de América Latina en temas como la precariedad, la falta de vivienda y servicios básicos en zonas afectadas por la pandemia del COVID-19, las cuales se han hecho más visibles.

Una manifestación de la desigualdad se puede encontrar en dos ejemplos: en la distribución y acceso a servicios públicos, y otro, en el transporte público, que está asociado también a la conectividad, accesibilidad y asequibilidad (poder pagar para acceder a un servicio). Desde los gobiernos locales se deben impulsar acciones que aseguren los servicios básicos en equipamiento e infraestructura para ofrecer mejor calidad de vida a las poblaciones más vulnerables.

“Hoy día la planificación de las ciudades, el ordenamiento del territorio, la infraestructura, los barrios, nuestras calles, es desde donde podemos estar contribuyendo para estar preparados para los escenarios que vengan”, mencionó Martínez Barba.

También comentó que las medidas de aislamiento social se convirtieron en un privilegio de clase. No todas las personas pudieron quedarse en casa porque tenían que salir a trabajar; tampoco pudieron seguir las recomendaciones de salud porque no contaban con una vivienda digna (problemas de hacinamiento), o tampoco con acceso a servicios básicos tan elementales como el agua potable (para lavarse las manos continuamente). La coordinadora aseguró que la precarización en el territorio es un factor que puede predeterminar la exposición al contagio e incluso alguna enfermedad crónica preexistente ocasionada por problemas ambientales (de contaminación del agua, del suelo o la mala calidad del aire).

Por otro lado, la crisis del COVID-19 afectó a mujeres y hombres de manera diferente. Esa es otra forma en la que se refleja la desigualdad, ya que afecta a las mujeres en diversas dimensiones de su vida. Por ejemplo, hay un incremento de las tareas de cuidado, o la casa se convirtió en el lugar menos seguro considerando el aumento en la violencia de género.

En Jalisco se solicitó al Congreso del Estado una línea de crédito por 6 mil mdp, esto con el fin de reactivar la economía en infraestructura pública y así fortalecer a los municipios y poder generar alrededor de 30 mil empleos en el Estado, además todo lo que se contratará será en empresas locales para apoyar la economía de los ciudadanos.

Mencionó que también las acciones climáticas son clave para la preservación de sistemas y recursos naturales, que se suman a las medidas para mejorar la calidad del aire; problemas relacionados con la salud y el incremento de las enfermedades respiratorias.

“Esta pandemia del COVID-19 es una experiencia de la que todavía no terminamos de aprender, seguramente hay más retos y necesitamos insistir en ello desde quienes tenemos la oportunidad y el compromiso de estar frente a Gobiernos, de poder reforzar las tomas de decisiones con perspectiva de género”, finalizó.

En el foro, moderado por Cecilia Martínez Leal, Presidente del Consejo de WRI México, participaron Tatiana Gallego Lizon, Jefa de la División de Vivienda y Desarrollo Urbano del BID; Paulina Saball, Ex Ministra de Vivienda y Urbanismo de Chile; Nadya Milena Rangel Rada, Secretaria Distrital del Hábitat de Bogotá; Ani Dasgupta, Director global del WRI Ross Center for Sustainable Cities; Diego Aulestia, Jefe de la Unidad de Asentamientos Humanos de CEPAL; y Román Meyer Falcón, Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano del Gobierno de México.

Share:

Author: Doyle A.C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *