Continúa sistema de boletaje en transporte de Jalisco

GUADALAJARA.- Javier es conductor de las rutas C-58/59/60/61 (antes 644-B). Si bien la unidad a su cargo está equipada para el prepago, no ha migrado por completo al modelo ruta-empresa: un esquema laboral cuyo objetivo es mejorar la calidad del transporte, adaptar lectores de tarjeta y alcancías, y eliminar la competencia que genera accidentes y caos vial.

Sus condiciones laborales prueban que la transición, anunciada en mayo de 2017, no llegó a todos, pues él carece de sueldo fijo y prestaciones. Tampoco puede darse el lujo de ir al baño mientras trabaja. “No hay tiempo para comer ni para hacer nuestras necesidades. Y del pasaje nos dan un tanto por ciento”.

El plan de la Secretaría de Transporte (Setran), que se trazó desde la administración pasada, establece que un requisito fundamental para migrar al nuevo esquema es que todos los operadores estén amparados por un contrato colectivo de trabajo que establezca jornadas, salarios y prestaciones, pero esto aún no se consolida.

Arnoldo Licea, secretario general del Sindicato de Avanzada de Trabajadores del Autotransporte del Estado de Jalisco (SATAEJ), reconoció que el cambio es parcial.

Share:

Author: Doyle A.C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *